Un producto imprescindible en el “botiquín” de todos propietarios de un perro en caso de trastornos gastrointestinales leves.

Los trastornos gastrointestinales son muy comunes en los perros y pueden tener múltiples causas (infecciosas, cambios en la dieta, objetos extraños, estrés relacionado con el transporte, etc.). Su carácter suele ser benigno, sin alterar el estado general. Los síntomas suelen incluir fiebre, dolor abdominal y pérdida de apetito.

Al igual que los productos disponibles para los seres humanos, especialmente para los niños pequeños, DoggyRade Pro es una solución de rehidratación oral (SRO) isotónica, que contiene agua purificada por ósmosis inversa y electrolitos (cloruro, sodio, potasio...) cuyo objetivo es compensar las pérdidas de electrolitos que se producen durante la diarrea o los vómitos. DoggyRade Pro también contiene carbohidratos, glicina y aminoácidos que ayudan a las células intestinales. El enfoque de alimentación específica especialmente diseñado de DoggyRade Pro ayuda a mantener la integridad del revestimiento del intestino y apoya la salud intestinal.

Además, DoggyRade Pro contiene prebióticos que tienen efectos beneficiosos en la digestión gracias a su actividad en el intestino grueso. Los prebióticos ayudan a aumentar los niveles de bacterias beneficiosas en el intestino que ayudan a disminuir la concentración de bacterias patógenas en él simultáneamente.

DoggyRade Pro es un producto extremadamente apetecible, a diferencia de muchas soluciones electrolíticas básicas. Con un delicioso sabor a pollo que a los perros les encanta, DoggyRade Pro es muy palatable y está listo para que el perro lo consuma directamente del cuenco incluso con náuseas leves. El formato listo para beber significa que no es necesario mezclarlo ni diluirlo. Lo mejor es dárselo a su perro a temperatura ambiente o ligeramente calentado, a unos 30°C.

DoggyRade Pro debe administrarse a razón de 1 ml / kg / hora, normalmente cada cuatro horas durante el primer día.

Otras medidas a tomar en caso de vómitos y/o diarrea:

  1. Retirar toda la comida durante 12 a 24 horas en caso de diarrea o vómitos, luego comenzar a reanudar la alimentación de forma muy gradual en caso de signos de mejora
  2. Retirar todo el agua en caso de vómitos solamente, durante 6 a 12 horas, luego reanudar muy gradualmente en caso de mejoría
  3. Administrar un apósito gastrointestinal - para la diarrea sólo sin vómitos
  4. Ponga un poco de miel en la yema del dedo y anime a su perro a probarla: especialmente válido para cachorros o perros miniatura, esto ayudará a combatir la hipoglucemia (una deficiencia de glucosa en el torrente sanguíneo)
  5. Por supuesto, en caso de vómitos persistentes, diarrea o depresión, consulte a su veterinario